martes, 30 de noviembre de 2010

El discurso

Que curioso, de camino hacia el trabajo, en plena avenida, me encuentro el nombre de mi blog rotulado en un trailer blanco, no ha quedado mal, han  pintado el nombre de color azul claro sobre fondo blanco, extrañado ante ese suceso, me dirigí hacia el conductor y los operarios que cargaban el camión.
-          Buenos días, ¿cómo es que está el nombre de mi blog en el lateral del camión?
-          No tengo ni idea, sólo somos los operarios.
-          ¿Les importa si saco una foto al camión?
-          Usted mismo.
No suelo ser como un amigo mío, que va con la cámara a todas partes, por lo que me dispuse a sacar el móvil e inmortalizar el hecho, es una cosa tan peculiar, que tenía que reflejarlo en mi blog, como debe ser.
Justo a tiempo, terminada, la carga, el camión se introdujo en el tráfago de la ciudad, me quedé muy ufano con mi foto, aunque un poco inquieto, no imaginaba quien había sido la persona o institución que se había tomado tanta molestia por mí y no me había comunicado nada.
………………………………………………………..

Ya me estaba dando cuenta el porqué de esta situación, pues me sentí transportado a Barcelona, pues en el teatro del Liceo había una reunión de blogueros.
-          Caramba Andrés, esto no me lo esperaba.
-          Pues si, hemos reunido a los principales blogueros de España, te presento a unos cuantos.
Tres chavales me hicieron sentirme incómodo por mi mayoría de edad, siempre he pensado que empecé en todo demasiado tarde, si me descuido se me pasa el arroz. Se presentan y recuerdo solo vagamente el nombre de sus blogs, de pronto me siento achuchado:

-          Corre, no hay tiempo que perder, sube al escenario que te toca hablar a la concurrencia.
No tenía preparado ningún discurso, por lo que hube de improvisar, no sé que tal me salió.
Buenos días, hace casi dos años que me introduje en este mundo y puedo decir que desde entonces mi vida ha cambiado, un poco por casualidad descubrí el universo del blog, primero para paliar el aburrimiento y luego como terapia, empecé a escribir mi blog, no sabía muy bien que hacer con el, mis primeros posts reflejaban un balbuceo en forma de diario y otro poco como declaración de intenciones, de pronto, no se como sucedió empecé a escribir, primero a sacar mis sentimientos a la luz, mis emociones pugnaban por salir impresas aunque fueran en modo digital, los primeros posts, salieron como una confesión, tenía que gritar al mundo el infierno que llevaba dentro. El padecimiento de enfermedades y sufrimientos emocionales, no podía ocultarlos por más tiempo, mi primer lema del blog fue: aquí desnudo mi alma, y así lo hice.
Después, sin tránsito apenas, mis relatos fantásticos y de misterio fueron surgiendo como una inquietud que me corroía desde la juventud, ya no necesitaba la hoja parroquial para que mis escritos vieran la luz, ya tenía una caja de resonancia fácil de utilizar, donde mi desbordante imaginación quedaría reflejada.
Por favor, apagad ese timbre que no puedo continuar, ahora mismo estoy descentrado, no se por donde iba, ¡ah, si!, pero ese timbre… no os molestéis, ya lo apago yo, ¡puf! Ya son las siete, a trabajar, rápido, que hoy con la lluvia seguro que el autobús va más lento.



1 comentario:

  1. He abierto éste blog, con el fin
    de publicar algunos de los poemas
    de mi libro "Horas Lentas".
    Quisiera compartirlos contigo, que tienes
    un gusto exquisito por la poesía.
    Te dejo mi invitacion, deseando una hermosa amistad a futuro.

    Saludos cordiales...

    _Charo Bustos Cruz_

    http://sentimientospoesia.blogspot.com/

    ResponderEliminar